Cómo ir de Moscú a Vladimir?

"Ups! En tu browser no funcionan los geniales SVGs"

De Moscú a Vladimir

Cómo ir de Moscú a Vladimir?

Moscú y Vladimir son paradas imperdibles del Transiberiano y del Anillo de Oro. Ambas ciudades son maravillosas y están muy cerca. Y aquí te contamos cómo ir de Moscú a Vladimir en tren y en bus.

En este artículo encontrarás el precio del billete, el tiempo de viaje, desde dónde tomar el tren o el bus y muchos consejos de nuestra propia experiencia. Para que escojas tu mejor experiencia!

Sabes navegar por CómoyViajo?

En este post solo encontrarás información sobre el trayecto entre Moscú y Vladimir. Puedes encontrar más información sobre Rusia y Moscú en los siguientes links:

Moneda y tipo de cambio

Hablaremos siempre de rublos rusos, la moneda de Rusia. Para que sepas de qué estamos hablando, recuerda que:

1 eur = 1.2 dólares = 70 rublos

Ir de Moscú a Vladimir en tren

Billetes de tren

Diariamente hay trenes que van de Moscú a Vladimir en distintos horarios. Tienes tres formas de comprar tu billete de tren Moscú-Vladimir: En la estación de trenes de la compañía RZD, en una oficina de ventas de RZD o en la web oficial de RZD. En caso de hacerlo de forma presencial, debes tener tu pasaporte contigo.

En esta guía te explicamos cómo comprar tu billete de tren en Rusia, paso a paso, con lujo de detalles.

Los precios del tren de Moscú a Vladimir dependen del tipo de tren y de la clase que escojas. Generalmente andan entre los 500 y 2000 rublos por persona, pero lo más normal es que cuesten cerca de 1000 rublos por persona. Y puedes viajar en 1º, 2º o 3º clase. Aunque el viaje es tan corto, que no vale la pena tomar una 1º o 2º clase (pero es solo nuestra opinión).

Tiempo de viaje

El viaje dura entre 2 y 3.5 horas. Esto depende del tipo de tren que tomes. Hay algunos que son más rápidos que otros, porque hacen menos paradas.

Estación de trenes

En Moscú hay muchas estaciones de trenes. Y los trenes de Moscú a Vladimir pueden salir de más de una de estas estaciones. Pero generalmente te encontrarás que los treneś Moscú-Vladimir salen de la estación llamada Kurskaya.

Puedes llegar a esta estación de trenes en metro. Te subes a la línea azul M3 del metro de Moscú y te bajas en la estación Kurskaya (el mismísimo nombre de la estación de trenes).

En Vladimir hay solo una estación de trenes y se llama Vladimir-Passenger Station. Aquí llegan y salen todos los trenes desde cualquier ciudad de Rusia.

La estación Vladimir-Passenger está muy cerca del centro de la ciudad, pero no en el mismo centro. De hecho, si no quieres tomar un taxi a la salida, te espera una buena caminata para llegar al centro. Apenas salgas de la estación de trenes, sube por la primera calle a tu derecha y llegarás directamente a la avenida principal.

Lo bueno

  • El viaje es super cómodo
  • Los trenes son puntuales, limpios y confiables

Lo malo

  • Los billetes pueden estar muy caros, especialmente para un viaje tan corto

Consejos varios

  • Viajar en tren en Rusia es de lo más fácil y cómodo que hay. Además que puedes ir mirando los paisajes entre Moscú y Vladimir tranquilamente. Nosotros creemos que el tren Moscú-Vladimir es la mejor opción.
  • Si quieres saber más sobre los trenes en Rusia o sobre el Transiberiano, revisa nuestras guías.

Ir de Moscú a Vladimir en bus

Billetes de bus

Hay buses para ir de Moscú a Vladimir todos los días y cada una o dos horas durante el día. Nosotros no logramos encontrar los horarios exactos de todos los buses, pero si vas y preguntas no tendrás que esperar más de 1 o 2 horas por tu bus. Además, aunque tienen horarios, no los respetan mucho.

El billete de bus lo puedes comprar en la misma estación de buses y puedes pagar en efectivo (cash) o con tarjeta de crédito. Te pedirán tu pasaporte (o una fotocopia) y los datos del billete de bus. Como no hablan inglés, es mejor que lleves anotada la información en un papel o en tu celular.

El precio del billete de bus es de 400 rublos por persona. Además, debes pagar 50 rublos por cada pieza de equipaje que no lleves contigo arriba. Si se les olvida cobrarte (como a nosotros), de todos modos te van a pedir un papelito especial cuando llegue el bus. Así que recuerda solicitar el papel y pagar el equipaje.

Bus de Moscú a Vladimir

Tiempo de viaje

El viaje de Moscú a Vladimir en bus toma entre 4 y 5 horas. Esto considera una parada en el camino donde puedes comprar comida y pasar al baño.

Estación de buses

La estación principal de buses de Moscú se llama Moscow Central Bus Terminal. Para llegar, solo toma la línea azul M3 del metro de Moscú y bájate en la estación Schyolkovskaya. Desde ahí solo sigue la (escasa= señalización que hay para llegar hasta la estación de buses.

La estación de buses de Vladimir está justo al frente de la estación de trenes Vladimir-Passenger. Es bien pequeñita y no hay nada de servicios. Pero está muy cerca del centro de la ciudad.

Lo bueno

  • Es mucho más barato que el tren
  • Te da la oportunidad de vivir una experiencia distinta (porque no te recomendamos tomar un bus para distancias más largas!)

Lo malo

  • Los buses son viejos y nada cómodos
  • Muy impuntuales
  • El viaje es largo para la poca distancia
  • Prepárate que conducen como locos

Consejos varios

  • Viajar en bus puede ser enredado porque como no es muy turístico, casi nada está bien señalizado o traducido. De todos modos, no es nada imposible.
  • Te recomendamos llevar los detalles del billete que quieres comprar en un papel o en tu celular. Además, debes saberte el nombre del destino final del bus y en ruso, porque así lo mostrarán en la tele.
  • Nosotros no recomendamos ir de Moscú a Vladimir en bus porque lo único que nos dejó es una historia entretenida que contar (y te la contamos más abajo). Fue un viaje largo, incómodo y muy desordenado.

Asesorías personalizadas

Podemos ayudarte a planear tu itinerario completo de viaje, incluyendo cómo moverte entre las ciudades que quieras visitar. Para que no pierdas tiempo en traslados o malas experiencias! Te interesa?

Nuestra experiencia en bus de Moscú a Vladimir

Estábamos en Moscú y era hora de planificar nuestro viaje. Los precios de los trenes subían un poquito cada día y algunos ya se estaban vendiendo. Así que nos sentamos a planificar para poder relajarnos después.

En un principio creímos que recorreríamos todo Rusia en tren. Pero el tren de Moscú a Vladimir resultó ser muy caro y decidimos ir en bus. A ver si podíamos vivir una experiencia distinta!

Y sí que fue distinta, pero no para bien. Fue una locura! Nos arrepentiríamos de nuestra decisión de no ser porque sobrevivimos, lo pasamos bien y, efectivamente, tuvimos la aventura que queríamos. O algo parecido.

Bus de Moscú a Vladimir

Ya llegar a la estación de buses en Moscú nos costó. Primero porque habían tantas construcciones por la ciudad, que cerraban calles por aquí o salidas del metro por allá. Segundo, porque la misma estación de buses estaba bajo remodelación y encontrarla fue un enredo. Nadie sabía nada!

Cuando encontramos la estación de buses provisoria, resultó ser solo un par de ventanillas de venta debajo de una autopista. Un par de baños químicos, un par de buses destartalados y dos filas de gente.

Hacer la fila para comprar el billete de Moscú a Vladimir fue otra odisea. Tanta gente se saltaba la fila por los lados que casi no lo logramos! Y cuando llegamos a la ventanilla, una señora me metía el bolso por un lado, el codo por el otro y su cartera por el cuello. Sin exageraciones!

Ahora que lo escribo me da risa acordarme, pero en ese momento me volvieron loca. Le grité a una señora (que ni me miró), Gino me miró feo, me enojé con la señora de la ventanilla (que nada de culpa tenía la pobre) y casi me voy sin mi billete. Me superaron! No me siento orgullosa, pero verás que pasa de tanto en tanto.

Después de mi (breve) pérdida de compostura, entramos a la sala de espera. Ja! Ilusos nosotros que pensamos que sería una buena sala donde pasar el frío. Había una máquina de rayos X que nada marcaba con un policía que nada veía, un par de sillas y una tele gigante con los buses. En ruso. Porque claro, hay que saber hacia dónde va el bus en ruso. Menos mal que nosotros nos aprendimos el alfabeto cirílico antes de viajar para estos momentos.

Esperamos más de una hora a que llegara el bus (que llegó tarde) y un rato más a que partiera. Gran parte de la culpa de que no partiera pronto fue nuestra. Porque cuando compramos el billete del bus no compramos el ticket para el equipaje (no teníamos ni idea) y para comprarlo había que ir a hacer toda la fila de nuevo. Toda la fila!

Admirando la vista de la ciudad de Vladimir
Guia de Vladimir - Comiendo

Para que no se fueran sin nosotros, Gino tomó a uno de los chicos que trabajaba en el bus y se lo llevó con él para comprar el ticket del equipaje. Se metieron en la ventanilla sin hacer la fila (cómo se dan vuelta las cosas en la vida) y compraron el ticket.

Al final nos subimos al bus y partimos el viaje en asientos no reclinables, sin cinturón de seguridad y acompañados de miles de autos y camiones detenidos en la carrete por trabajos en la autopista. Y con un conductor que adelantaba a todos como si fuera un juego. Un loco!

Pero nos pasa por amarretes! Porque entre la espera, los tickets de las maletas y el almuerzo que pagamos en el camino, no nos salió tanto más barato que el billete de tren.

 

Y bueno, lo que nos queda es una historia entretenida para contar y la moraleja de que, a veces (y no siempre!), “lo barato cuesta caro”. Tal como dicen nuestras madres.

Hay que decir que nuestra pasada por Vladimir hizo valer totalmente el viaje, porque nos encantó! Y puedes leer todo sobre esta ciudad en esta guía.

Deja un comentario